top of page

CUIDAR EL CUERPO y LA MENTE

Para poder cuidar el cuerpo y la mente haciéndonos eco del proverbio latino "Mens sana in corpore sano", necesitamos conocer tres cosas fundamentales:

1- Nuestros hábitos.

2- Nuestros estados psicológicos: pensamientos, emociones, voliciones.

3- El mecanismo y dinamica de la mente humana.


Para esto hay que dedicarse al auto-conocimiento, a través de tres técnicas fundamentales que se pueden poner en practica ya mismo.

a) CLAVE DE SOL - CARPE DIEM

Vivir el momento de instante en instante, tratando de alejarnos del pasado anecdótico y del futuro incierto. Si bien necesitamos estar atentos a nuestras responsabilidades que dependen del tiempo cronológico, no es menos cierto que debemos vivir el momento para ser felices.

La CALVE DE SOL se practica dividiendo la atención en tres áreas bien definidas: saber quien soy, saber que estoy haciendo y saber donde estoy.

La persona que anhela el conocimiento de si mismo, se preguntará ante los eventos de la vida: ¿Quién Soy? ¿Qué estoy haciendo? ¿Dónde estoy?

Al responderse podrá descubrir virtudes y defectos.

Pero sobre todas las cosas tomar conciencia de sus actos, además de sus pensamientos y sentimientos.

Buscando cambiar lo que no le plazca y aceptar y vivir con aquello que se siente cómodo.


b) El RECUERDO DE SI, técnica milenaria, proveniente de la noche de los siglos, la cual está desprovista de copyright, porque es inherente al ser humano que quiere vivir en armonía consigo mismo y con el mundo circundante.

Consiste simplemente en recordarse de si mismo, o sea: QUIEN ES.

Una esencia virginal, un ser humano, un Ser Espiritual, un desprendimiento del Absoluto Inmanifestado, una gracia Divina. Cuando nos recordamos de sí mismos, de quien verdaderamente somos, de donde venimos, cual es nuestro origen, entonces estamos nos resguardamos de cometer errores imprudentes.


c) La AUTO-OBSERVACION; ampliamente explicada en otra entrada de este blog.


Con estas tres técnicas entonces podré descubrir mis pensamientos, emociones, sentimientos, ideas, razonamientos, miedos, culpas, alegrías, tristezas, armonías y amistades, así como vicios y virtudes.

Esto nos permite conocer nuestros hábitos, con el fin de eliminar aquellos que nos damos cuenta que son perniciosos. Mejorando así nuestra salud física y mental.

Conocer la dinámica mental es algo substancial para establecer una correcta relación con si mismo.

La mente es posible clasificarla en tres mentes: sensual, intermedia e interna.

La sensual tiene una dinámica de acción-reacción, estimulo-acción-reacción, o sea según el estimulo externo que recibimos es como actuamos. Por ejemplo ante un aroma agradable de alguna comida, nos disponemos a comer, prescindiendo en ocasiones de otras tareas e inclusive muchas veces sin pensar si podemos, debemos o no.

La mente sensual elabora sus contenidos conceptuales en base a los estímulos externos que son captados por los 5 sentidos fisicos.

Cuando observamos y comprendemos nuestras teorías personales, nuestras ideas, conceptos, razonamientos, ilusiones y fantasías mentales, creencias, falsas esperanzas, en fin figuras psicológicas extrañas a la realidad humana, estamos hablando de la mente intermedia. Ella nos lleva por el camino de las creencias que terminan en fanatismos y dogmatismos, hemos sido educados de esa manera, y no vemos otra posible realidad.

Los diferentes defectos humanos anidan y se esconden en los recovecos mentales, necesitamos ver esos defectos para cazarlos y eliminarlos, de la misma manera que un cazador agazapado espera pacientemente que su presa salga al descubierto.

La mente intermedia no podrá hacernos felices, porque su dinamica es viajar en los extremos irreconciliables, tesis-antitesis, blanco-negro, alto-bajo, etc.

Siempre y consecuentemente una aseveración de la mente intermedia puede y es contestada, refutada, por otra aseveración de la misma mente, o de la mente de un simil.

La mente intermedia basa su vida en las creencias. Por lo tanto no nos permite conocer la verdad.

La interna es aquella mente iluminada, búdica, que todo lo sabe, sin tener necesidad de intelectualismos o ardides pesados de la mente intermedia.

Las enseñanzas fundamentales sobre la mente interna las dio hace más de 25 siglos el Buda Sakyamuni (el sabio de los Sakya).

Estudiar las Nidanas, las Cuatro Nobles Verdades, la vida de la iluminación mental (Buddha), es necesario para poder vivir basados en una mente interna, la cual nos da libertad, paz y amor.

De otra forma quedaremos siempre esclavizados a los sentidos físicos y a los aprendizajes conceptuales de las experiencias vividas.


Con este simple texto, y explicaciones sencillas, podemos comenzar a cuidar nuestro cuerpo, porque para ello necesitamos conocer nuestras emociones y nuestras ideas.


Quizas el lector supuso que tendriamos algunas "recetas" para sanar el cuerpo.

Claro que las tenemos, pero antes de pasar a ellas, debemos analizar estas cuestiones piscologicas, porque sería en vano querer curar el cuerpo sin curar el alma.

La mente interna, nos da libertad, paz y amor.

Siguiendo con otras entradas del blog, se puede profundizar sobre estos temas.

La salud del cuerpo físico depende del estado psicológico del individuo.

Luego necesitamos potenciar el cuerpo a través de la alimentación, el ejercicio sano y armoniosos, la higiene, la asunción de sustancias herbolarias de la naturaleza, el utilizo de perfumes esenciales naturales, la música, el relax, la sana y buena forma de divertirse, el contacto humano con nuestros símiles, la respiración, el arte, la mística, la oración y la integración con la creación.


Estas son pautas que compartimos con los amables lectores de este articulo.

Seguiremos.








11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page