Plantas y Metales



Terapias Naturales

Dentro de las Terapias Naturales podemos encontrar infinidad de métodos y sistemas al respecto.

Nosotros vamos a hacer hincapié en las terapias naturales a través de las plantas medicinales, de la hidroterapia y de la integración con la naturaleza.

Necesitamos comprender en profundidad uno de los postulados de Hipócrates, cuando dijo: "Que tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina".

También es oportuno recordar una cita médica de la antigüedad, atribuida al Rey Salomón, que reza: "La mejor medicina es un ánimo gozoso".


Ahora le dejas un extracto del libro "Apuntes sobre la Desintoxicación":

CAPITULO 14

“Clasificar con el Intelecto es interesante, con la intuición es superior”

Las Plantas y los metales

Las plantas viven consumiendo minerales (metales), estos se

procesan dentro de su organismo y luego sirven de alimento al

reino animal.

Diremos que el ciclo del Trogo y la Ley del Sacrificio por un reino

superior inicia con los metales, que se internan en las plantas.

Bien sabemos que el principio de vida para que un germen de vida

pueda encontrar condiciones favorables sobre un planeta para

vivir es que la atmósfera del planeta este apta, y eso se logra

gracias a la fotosíntesis de las plantas, que canalizan energía solar

hacia el planeta.

Los metales fundamentales o esotéricos como bien sabemos son

7: plata, mercurio, cobre, oro, hierro, estaño y plomo.

Están relacionados de dos en dos a excepción del oro. La plata

con el plomo, el mercurio con el estaño y el hierro con el cobre.

Cada planta tiene un metal predominante que determina a que

planeta pertenece la planta, inclusive a que tribu zodiacal.

El Romero es solar porque contiene oro, el Eucalipto es lunar por

el contenido de plata y así sucesivamente.

Es necesario hacer una clasificación con la intuición dejando de

lado el intento de establecer reglas calificativas de cada planta. Si

bien estas existen y son clasificaciones interesantes, es necesario

aprender a conocer la naturaleza con la conciencia, para que

quizás luego el intelecto intente explicar aquello que la conciencia

conoce.

Los colores de las flores de las plantas generalmente nos hablan

de sus utilidades, si a esto le agregamos el metal que predomina,

el planeta que la rige, a que signo zodiacal pertenece y la forma

que tiene, obtenemos un mensaje maravilloso de la naturaleza

para poder usarlas.

Es claro que la nuez es igual al cerebro, el higo a los órganos

creadores, la plata y la pera al útero, el tomate al corazón, la

naranja al seno materno, la zanahoria en su corte sagital es como

el ojo humano, el apio a los huesos humanos, la guanábana

parece una célula, las frutillas son símiles a los dientes, la papaya

al colon, la banana a las articulaciones específicamente de las

manos, la uva a las células sanguíneas así como la lenteja al

glóbulo rojo, los frijoles a los riñones, el boniato al páncreas, la

aceituna al ovario o testículo en su aspecto externo, la cebolla es

idéntica a la estructura celular, el brócoli tiene las ramificaciones

de los bronquios siendo igual a los pulmones, las acelgas y

bietolas en general parecen el sistema circulatorio (venoso o

arterial), el perejil es muy parecido a las ramificaciones nerviosas,

el jengibre al estómago, el ginseng al cuerpo humano, el garbanzo

es un ovario, la castaña una mitocondria, la berenjena parece el

estomago o el hígado, la granda al torrente sanguíneo, los

mirtillos a las venas, las almendras a las amígdalas cerebrales, y así

podríamos seguir ejemplificando.

Las hojas de las plantas también tienen formas que semejan

órganos que pueden curar.

El color de las flores indica para que sistema sirven generalmente.

Si son rojas a la sangre y sistema circulatorio, si son violetas al

sistema nervioso, si son verdes al sistema inmunitario, si son

amarillas al sistema digestivo, el sistema urinario tiene colores y

tonalidades naranjas, el sistema reproductor celeste, el sistema

respiratorio azules, el sistema endocrino marrones y tonalidades

de ese color, el sistema tegumentario colores variables en la

tonalidad del ocre, el blanco beneficia la desintoxicación, por citar

algo que es genérico, para que se sepa exactamente el servir de

una planta se deben tener en cuenta todos los métodos de

clasificación intuitiva.

Vamos a tomar como ejemplo al Romero, esta planta es solar, por

lo tanto cura casi todas las enfermedades. Necesita estar

expuesta al sol para crecer sana y contenta, su metal obviamente

principal es el oro. Su color florar es del azul hacia el blanco,

dando a entender que va a actuar sobre varios sistemas a al vez.

Es anticancerígeno porque es solar. El oro cura el cáncer,

sabiendo el origen karmatico de la enfermedad, deducimos el

porque cura lo que cura.

La descomposición del átomo, si es que se le puede llamar así, es

porque este inicia a carecer del fotón, esa partícula subatómica

que es capaz de canalizar la luz, la que transporta el

electromagnetismo. Podríamos decir que átomos sin espíritu, es

sin fotón. El fotón es la partícula solar, es el Sol. El sabio uso de la

energía sexual nos permite tener luz, tener el fotón, y evitar las

radiaciones malignas.

129

La Salvia por ejemplo es de la Luna, su contenido de plata la hace

pertenecer a este elemento. Y como Madre, la Luna, la Plata hace

que cure muchísimas enfermedades, por no decir todas cuando se

le pide al elemental que interceda ante el mal en cuestión.

De ahí su nombre Salvia, “Sana todo”.

Aquí vemos al Romero y la Salvia plantas de Sol y Luna, como

ejemplo fehaciente.

Cuando las planta se unen para realizar medicamentos es

importante que los planetas sean similares o afines, porque sino

un metal se traga la parte activa del otro.

Es muchas veces, mejor, ante la duda, trabajar con una sola.

Los metales determinan a una planta y también a un humano.

Tenemos 7 metales y 12 sales zodiacales.

Tenemos que a los humanos los rige el 78, el “Renacimiento”, el 7

son los Sistemas y metales, el 8 el infinito y su armonía. Si bien el

78 no da el 7+8= 15 el desequilibrio que se genera para que haya

manifestación y venga el alma, el 6, 1 + 5 = 6.

Si hacemos 78 x 12 no da 936, que son 1800 plantas las que están

dentro del código curativo. 9 + 3+ 6 = 18 + 00

9 comienza la evolución, 3 la crea, 6 llega el alma al mundo.

La demás especies, o sea más allá de estas síntesis cabalísticas,

están haciendo parte de la evolución. Por ejemplo hay muchas

especies que hacen parte de la evolución y tienen sus roles de

canalizar energías del cosmos, cuando evolucionan entonces

toman cuerpo físico de plantas curativas, están dentro el 936.

Las plantas tienen sus raíces que buscan el infierno y sus hojas,

tallos y copa que busca el cielo. El tronco principal las mantiene

unidas a las fuerzas contrarias que van en direcciones opuestas.

La semilla quiere ir al cielo y nace de la flor que esta en el aire,

viajando hacia las alturas, pero luego de la flor, viene el fruto y

luego la semilla que cae nuevamente en tierra para poder intentar

nuevamente su anhelo de llegar a Dios. La puerta al cielo esta en

el infierno y por eso en estos apuntes agregaremos un capítulo

sobre las enseñanzas del Infierno y las 7 P.

Esta estructura de raíz-tronco-copa, tiene su sentido y razón.

La raíz es el aparato digestivo de la planta y busca extraer del

infierno los metales (minerales) que necesita para traerlos a los

humanos, especie más evolucionada a nivel de máquina orgánica.

Así que el crecimiento al contrario, hacia el infierno tiene estos

aspectos.

1- La planta necesita mayor energía solar.

2- L aplanta necesita más nutrientes como son macro elementos y

nitrógeno.

3- Son las plantas las que más benefician al planeta, en cuanto a

transformación de sustancias que alimentan al planeta, ellas

estabilizan la vida: el agua, vital, erosión ya que la erosión viene

por falta de nutrientes de la tierra.

En cambio la fotosíntesis se realiza en base a las hojas de la

planta, y es el principio de la vida, la respiración, el aire. La

transformación de elementos supuestamente inorgánicos o sea

minerales, en orgánicos hecha gracias a la luz solar, es la

fotosíntesis, inicio de la evolución de la vida.

La primera molécula que se almacena o se captura en el proceso

de la fotosíntesis es el ATP (adenosín trifosfato), se captura el

fósforo (la luz).

Es maravilloso ver como la secuencia de minerales o elementos

químicos inorgánicos se combinan para formar vida como la

conceptuamos orgánicamente.

En este proceso las plantas son acumuladoras de energía, de vida,

de sabiduría, sus elementales tienen el conocimiento del proceso

que realizan, por lo tanto conocen la vida, el Paraíso.

La fotosíntesis producida en la atmósfera incrementa el oxígeno,

y eso se crea gracias a los rayos solares portadores de la luz de

vida.

Imaginemos un planeta donde las plantas dejan de producir

oxígeno, no tiene posibilidad la vida. Los bosques son grandes

productores del oxígeno atmosférico.

Nosotros como humanos tenemos capacidad de respirar por la

piel a través de la fotosíntesis considerándola como tal cuando la

piel puede aceptar átomos de oxígeno.

Las plantas tiene sus 12 sales zodiacales, la sangre humana

también las tiene.

Con esta explicación del mecanismo de la síntesis de la luz solar,

podemos aseverar que las plantas solares pueden curar todas las

enfermedades si aprendemos a manejarlas.

Galeno

Continuará

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MEDITACION